Archivo de categoría Blog

Energía de la Madre Tierra y energía del Universo

Desde esta visión del Ser humano que se forma a partir de estas dos energías, de la Madre Tierra y del Universo, podemos descubrir en nosotros cuál es nuestra tendencia. Cuál es la energía que en nosotros está mucho más manifiesta. Todos somos distintos. Desde el punto de vista energético somos, también, Seres singulares y esta singularidad energética es también importante de manifestar.

Así como cuando nace un hijo o una hija siempre se tiende a buscar qué características tiene del padre o de la madre y, en realidad, es una combinación de ambas, distinta también de ellas, pero que tienen muchas cosas en común. Así como aceptamos que los hijos tienen las características de los padres, padre y madre, también nosotros tenemos estas dos energías en nosotros  y a veces nos olvidamos.

A veces funcionamos más desde la energía de la Madre Tierra cuando nos sentimos a menudo sumergidos en todos los condicionamientos de la materia, pero también en nosotros está esta parte del Universo que es una energía más sutil y nos conecta con todo lo creado.

Intentemos, ahora, en este momento en que hemos podido percibir ambas energías  sentirlas en nuestro corazón y reconocer cómo están estas energías en nosotros. Si están ambas presentes, en equilibrio y en armonía. Si una predomina respecto a la otra o si ambas energías están continuamente danzando en nosotros.

Cuando estas energías se encuentran en nuestro corazón, realmente se produce una gran transformación, una transformación a todos los niveles. A nivel físico o más material ya sea en nuestro propio cuerpo físico o en cuanto a todo  lo que concierne la relación con la materia y, también, percibiendo esta conexión con el Universo, con todo lo creado, estando bien presente, aquí y ahora, haciendo uso del discernimiento.

Si funcionamos solo desde la energía de la Tierra aunque con un potencial infinito nos es difícil sustentarnos, mantenernos y, si funcionamos solo con la energía del Universo, también nuestra materia se resiente.

Estamos aquí para unir ambas energías en nuestro corazón y funcionar desde esta unión en armonía. Es nuestra doble naturaleza, una nueva dualidad que debemos gestionar y que solo es posible si nos comprendemos, si nos reconocemos, si somos energía amorosa. Esta energía que se mueve desde el corazón y que conecta corazón con corazón. Todo lo creado, sea visible o invisible, tiene su centro energético del corazón y cuando la conexión se da desde este centro, todo se transforma.

Moviéndonos desde esta energía amorosa todo se ilumina y, ahora, estamos a punto de celebrar la fiesta de la Luz. La Luz porque estará más presente en nuestra cotidianidad. También porque la intensidad de la energía será mayor los próximos días.

Sintamos la energía de la Tierra que transita por dentro de nosotros, también por debajo la Tierra y sintamos la energía del Universo envolviéndonos a cada instante.

Respiremos en esta energía, esta energía de unión, esta energía amorosa para que se expanda en este espació y conecte todos los corazones. Los sane, si hay necesidad de sanarlos. Los limpie, si hay necesidad de limpiarlos. Los nutra, si hay necesidad de nutrirlos y compartamos este gran corazón con el Universo y con la Tierra.

Un corazón que se expande a cada respiración, que alcanza todo el Universo y también, acerquemos esta energía a la Madre Tierra hasta llegar a su centro casi como un minúsculo punto. Sostengamos esta energía en beneficio de todos. Sostengámosla con la respiración. Recibiéndola y dándola, dándola y recibiéndola. Sintámonos el Universo, como un Universo lleno de Amor y Luz. Sintámonos la Madre Tierra como un infinito potencial. Respiremos para acompasarnos.

Sintamos este chacra del corazón expandido, potenciado, iluminado. Sintamos los beneficios de la respiración. Sintamos los beneficios en nuestra mente en atención plena en este momento. Sintamos los beneficios en nuestro cuerpo físico, un cuerpo físico más ligero, más relajado. Respiremos, unos momentos más, en esta energía para percibir todos sus beneficios y que se prolonguen en el tiempo. Expuestos a esta energía todo se libera, todo se armoniza, todo se equilibra.

Agradezcamos esta energía y cada uno, según su sentir, puede volver a conectar poco a poco con su cuerpo. Cada uno a su tiempo, respiremos sintiendo el movimiento de nuestro pecho, esta expansión y contracción de la energía y, cuando lo sintamos, podemos colocar nuestras  manos en nuestro pecho y sentir físicament este movimiento. Y, así, ir acariciando nuestro cuerpo. Bajemos hasta nuestro vientre y percibamos, también,  aquí la energía. Coloquemos, ahora, las manos sobre nuestras piernas y así mantener este contacto y tomar consciencia  de todo nuestro cuerpo. Las piernas y los pies en el suelo, la espalda, los hombros, brazos, manos y nuestra cabeza. Y finalmente abriendo y cerrando los ojos para conectar de nuevo con este espacio y mantener aún un poco más el silencio.

con Amor y Luz-16-12-2022

Océano y gota de agua

Así es la vida, somos como pequeñas gotas de agua en el Océano, pero en realidad, somos el Océano. Esta es una metáfora utilizada muchas veces para poder comprender mejor quienes en realidad somos y, es difícil a veces para nuestra mente, que podamos sentir el Océano en una minúscula gota de agua. Más las mismas cualidades del Océano se encuentran, también, en la gota de agua, aunque aparentemente nos cueste creerlo, Todo el misterio del Océano. Toda su fuerza. Toda su Luz está también en cada gota.

Así también ocurre en nosotros respecto a la energía creadora. Todos poseemos esta energía creadora aunque, a menudo, nos sintamos o nos veamos como gotas de agua del Océano. Si nos permitimos el sentir, que cada uno puede definir como mejor le parezca, podremos descubrir un gran potencial en nosotros. Un potencial que, ahora, en esta existencia es como si estuviera contraído porque la energía que constituye la materia es estructura, es cohesión, aunque solo en apariencia.

Nosotros somos también expansión aunque estemos ahora en esta existencia. Toda la parte expansiva nuestra, a veces, es olvidada. Nuestra atención básicamente se centra en la materia: requiere cuidados, atenciones, debemos satisfacer las necesidades y tantas otras cosas que llenan nuestro tiempo. Más si nos permitimos un tiempo de no hacer,  de silencio,  de sentir,  podremos percibir mucho mejor toda esta gran expansión que también nos conforma. Somos contracción y expansión,  al  mismo tiempo. Somos el Vacío y la Unidad, al mismo tiempo aunque, a veces, cueste percibirlo desde nuestra mente.

Utilicemos el puente hacia nuestro corazón para experimentarlo y, si es experimentado, ya forma parte de nuestra realidad.

Cuando nos reunimos para meditar con Carleto y hablamos de la lluvia fina fue porque la lluvia fina es delicada, es respetuosa, es ligera,  es de fácil digestión. No por eso es menos nutritiva, menos limpiadora y más vital o menos vital. Pero hoy,  Carleto ya es Océano. Por eso la meditación de hoy, vamos a sentir, y cada uno según su voluntad,  esta experiencia de Océano. Un Océano que nos limpia, que nos nutre, que nos respecta. Un Océano que, también, nos permite sentirnos ligeros si nos dejamos balancear en su movimiento.

Hay también muchas experiencias entre  sentirse Océano o sentirse como una gota de agua de este Océano. Hay ríos, hay lagos, hay torrentes, hay cascadas… infinitud de formas  que constituyen este movimiento de la vida y todos los experimentamos todos, para comprender que el Océano y la gota de agua es lo mismo.

Sintámonos, hoy, inmersos y sumergidos en este Océano. Sintámonos acunados, cuidados y protegidos. Que esta sensación nos nutra, nos renueve,  nos regenere para sentir profundamente la vida, en este movimiento.

Dejémonos acunar con confianza y permitámonos este tiempo tan necesario. Descansemos rodeados de silencio para escucharlo. Descansemos tranquilos, aquí y ahora, donde todo se posibilita y agradezcamos al universo por esta experiencia. Unidad, Amor, confianza, entrega, ternura, alegría, y cada uno según su sentir, sin olvidar la Paz.

con Amor y Luz- 18-12-2022

¿Cómo mantenerse en el estado de bienestar?

La pregunta de hoy es como mantenerse en este estado de vibración de la energía amorosa, en nuestra cotidianidad y, eso es muy fácil, porque todo lo que necesitamos está ya en nosotros. A menudo nos distraemos buscando en el exterior multitud de propuestas, de técnicas, de métodos para que nos ayuden a encontrar esta vibración amorosa y en cierta forma nos lo facilitan, pero lo difícil es que esta vibración amorosa se incorpore a nuestra materia porque desde el Origen es la esencia de cada cosa creada, de cada uno de nosotros.

Más en nuestro transitar desde el Origen hasta este momento hemos ido escondiendo esta esencia por multitud de energías que hemos ido acogiendo en el camino. Es un tiempo este para poder recuperar nuestra energía original y vivir desde nuestra esencia. Para ello debemos ser conscientes de las muchas adherencias que hemos ido recogiendo y que, ahora, es un tiempo favorable para ir desprendiéndonos de ellas. Ya no las necesitamos. Han sido útiles para nosotros y para toda la humanidad para aprender, para evolucionar, pero ahora estamos en un tiempo en que ya se nos facilita reconocernos como lo que somos. Este desprenderse de estas adherencias, algunas conscientes pero muchas otras inconscientes, requiere de nuestra voluntad, de un deseo interno profundo de reencontrarnos con nosotros mismos. Este deseo interno como toda energía en el Universo que transita y fluye como una onda, también tiene altos y bajos en nosotros, pero lo que no podemos obviar son las muchas experiencias que el Universo nos ofrece, como oportunidades para que realmente confiemos en esta realidad. La realidad del Gran Paraíso que está presente, también en este tiempo y en esta tierra y que depende de la decisión de cada uno, de vivir ya en Él.

Es pues un tiempo fantástico, un tiempo que debe llenarnos de alegría, pero debemos vivir con confianza. El Universo tiene el profundo conocimiento de cada uno de nosotros y de nuestro Origen y, confía plenamente en nosotros. Por eso estamos, aquí y ahora, manifestados en esta tierra, en este cuerpo, en este cuerpo singular para que pueda aportar todo aquello que se necesita para facilitar esta nueva realidad.

¿Si el Universo confía en nosotros, como es posible que nosotros no confiemos en nosotros mismos? Es debido pues a estas adherencias, pero estas adherencias son fáciles de liberar simplemente con la voluntad de situarnos en la energía amorosa y colocando nuestras manos en nuestro cuerpo podemos liberar multitud de adherencias. Simplemente debemos poner la atención en nuestro cuerpo, en nuestro cuerpo físico. Si el estado natural de todo lo creado es el del bienestar, pongamos atención a todo aquello que nos priva de este bienestar. Sintámoslo en nuestro cuerpo físico y con la ayuda de nuestras manos y de la energía, que esta siempre viva en nuestro corazón, liberémonos de todo cuanto nos priva de este bienestar. Si hemos tenido el poder de atraer todas estas adherencias, estas energías que esconden nuestra esencia, también tenemos el poder de liberarnos de ellas. Simplemente decidir y con una actitud de confianza plena accionar desde nosotros mismos para con nosotros mismos.

También en nuestros cuerpos energéticos ha habido la intromisión de energías que nos inarmonízan. También podemos accionar en nuestro cuerpo energético, en nuestros cuerpos energéticos que se expanden hasta el confín del Universo, con un simple  movimiento, acariciando el cuerpo energético, abrazándolo, palpando y sintiendo su latido. En este autorreconocimiento vamos expandiendo nuestra esencia y expandiendo nuestra  esencia confiamos más en nosotros mismos y desde la confianza, manifestarnos en nuestra cotidianidad, sea en cualquier ambiente, frente a cualquier Ser, sin miedo alguno para mostrar nuestra Luz. No hay Luz más intensa que la que nace del interior, esta es la verdadera Luz, porque como hemos comentado en otras ocasiones es gracias al Amor en movimiento en nosotros. Si la Luz es pues el Amor en movimiento en nosotros, situémonos al iniciar el día en esta energía amorosa y con atención plena mantengámonos en ella en nuestro trabajo, en nuestra familia, en el entorno donde nos movamos, no hay mejor servicio que mostrar esta energía amorosa y todos estamos de servicio. Esta misma energía nos sostiene en cualquier experiencia, a lo largo de todo el día y también en la noche, en la que continua nuestro servicio.

Todos hemos podido experimentar nuestra vida esta existencia de ahora, desde esta energía amorosa o desde otras energías. Hemos podido comprobar en nuestro cuerpo físico y en nuestro cuerpo energético cuando estamos desafinados y lo que supone para nosotros. Entonces aprendamos a afinarnos desde el sentir de esta energía amorosa siempre presente. Fuente infinita y que se da gratuitamente a todos y a todo. Sintámonos ahora sumergidos en ella. Sintamos nuestra respiración mucho más expandida y relajada, permitamos que llegue a todos los rincones de dentro y fuera de nosotros, disolviendo nuestros contornos humanos para fusionarse en un solo cuerpo.

PREGUNTA: Ja que des de aquest final de Setembre i sobretot el inici d’Octubre coincidint amb l’inici de la tardor que se esta remarcant cada vegada mes aquesta elevació energètica  i encarant-se de cara aquest camí ascendent aquest retorn cap el orígens o cap a la Font i per proximitat de dates i una cosa o l’altre si se’ns podes compartir o informar o dir alguna cosa referent el eclipsa de dimarts 25  a veure quina relació hi ha amb tota l’energia que s’està incrementat i respecta aquesta data.

RESPOSTA: Siempre debemos estar atentos a la energía porque la energía es distinta a cada instante, más cuando además se dan estos movimientos en el cielo, es como un toque de atención para que aún prestemos más atención a la energía, a la energía de ese momento.

Cuando hay estos movimientos en el cielo es como que avanzamos de golpe hacia una nueva página, hacía un nuevo capítulo, hacia un nuevo fotograma. Ya no hay vuelta atrás, entonces se toma este momento como un punto de referencia, es pues este momento del eclipse importante para sentir la energía y cada uno según su sentir permitir que esta energía nos penetre o simplemente nos envuelva, porque es una energía que va a facilitar una transformación. Más todos somos libres para decidir si llevarla a término o no, es importante este sentir de la energía y decidir de forma consciente si permitimos esta transformación. Esta energía nos puede penetrar, sino lo permitimos simplemente nos va a envolver. Aunque es una misma energía todos la recibimos de forma distinta y única. En todo momento estamos hablando de unidad y singularidad o individualidad porque todo se da en el mismo instante. Sin necesidad de disolver la Unidad podemos sentirnos individualidad o singularidad y también desde la singularidad o la individualidad podemos sentir la Unidad. Es un tiempo en que todo se posibilita y debemos expandir nuestra mente para incorporar esta posibilidad.

PREGUNTA: Gràcies.

PREGUNTA: M’agradaria demanar sobre el tema que heu parlat de les adherències si ens podriu-ho posar algun exemple pràctic o exemples mes d’ un,  si ho considereu oportú de com, potser ja ho heu explicat, però com exemple pràctic i fàcil perquè en el nostre dia a dia puguem executar aquest desprendiment  d’adherències, si poguéssiu posar alguns exemples ho agrairia.

RESPOSTA: Por algunas experiencias vividas y también debido a la facilidad con que nuestra mente nos presenta escenarios podríamos pensar que a lo mejor a lo largo de todo nuestro recorrido hemos sido heridos multitud de veces, más en el transitar por el Universo lo que se produce son adherencias. Cuando hablamos de la palabra herir implica algo punzante que abre como un camino y eso no es exactamente lo que ocurre en el Universo. En el Universo simplemente lo que ocurre es que se adhieren, se unen a nuestro cuerpo físico o energético, pero sin llegar a herir o abrir caminos, entonces es mucho más fácil limpiarse y deshacerse de estas adherencias si las visualizamos de esta forma, porque al limpiarlas o separarlas no dejan huella alguna. Por lo que nuestra esencia esta impecable desde el Origen. Somos Amor, Amor incondicional y esta energía es la energía más poderosa, también es la más difícil de alcanzar y en la que mantenerse, pero es a este origen a donde nos encaminamos, por lo que si hablamos de forma figurada llegara un momento en que simplemente seremos un inmenso corazón, por el significado que tiene el corazón para nosotros.

Vayamos a lo concreto, si en nuestro cuerpo físico sentimos algún malestar prestemos atención a este mal estar, dejemos todo aquello que estemos haciendo y dediquémonos tiempo para sentir, para describirlo, para percibirlo incluso si podemos con todos nuestros sentidos, identifiquémoslo con un olor, un color, un sabor y así desde esta atención podremos respondernos si forma parte de nuestra esencia o no. Si no forma parte de nuestra esencia, conectados con nuestra esencia, se libera por sí solo no hay ninguna atracción que lo mantenga. Si sentimos el malestar fuera de nosotros en nuestro entorno, también tomémonos un tiempo para sentirlo, describámoslo también tanto como podamos y también va a ocurrir lo mismo. Si estamos en nuestra esencia, en nuestra energía amorosa que llena nuestro cuerpo energético también va a desprenderse por sí solo, no habrá energía que pueda atraerlo. Si no prestamos atención a estas pequeñas señales, a estos pequeños malestares, entonces se van adheriendo más energías semejantes a las que se han unido a nosotros. Así el malestar en nuestro cuerpo físico se va distribuyendo por todo el cuerpo o concentrándose en un lugar concreto y lo mismo ocurre con el cuerpo energético entrando en un movimiento inarmónico que no nos facilita el bienestar, un bienestar que está muy lejos de lo que podemos entender como placer. Un bienestar que llega a nuestra esencia, un bienestar del alma y del Ser, a menudo tanto los placeres de la vida como las desgracias, nos alejan de este bienestar, nos confunden. El tiempo de la confusión está llegando a su final. Estamos en un tiempo para tomar decisiones, para decidir, para salir de la confusión, por eso es bueno preguntar.

PREGUNTA: Gràcies.

Vamos a dejar un tiempo de silencio para sentirnos, para recuperar este bienestar, para sí así lo sentimos utilizar nuestras manos, nuestra respiración, porque todo lo que necesitamos para recuperarlo está ya en nosotros. Aprovechamos esta energía que nos sostiene como Unidad y así se facilita mantenernos en esta energía en el tiempo.

con Amor y Luz-21-10-2022

Séptimo principio

Apliquémonos a nosotros mismos este principio generador. ¿Para qué intención? o ¿Por qué intención? Para que nos sintamos renovados, para que nos vivifiquemos, para que nos alegremos y estemos mucho más conectados con la verdadera vida.

Todos los principios que hemos estado compartiendo y la información que se ha generado en cada encuentro, la hemos ido integrando en cada uno de nosotros. Cada cual aquella parte que le es más propia.

Estos principios, se funden en este principio generador que estamos trabajando hoy,  porque este principio generador que incluye lo masculino y lo femenino, que comporta la creación de nueva vida, también está en nosotros.

Todos estos principios que hemos ido compartiendo deben ser usados  para co-crear en beneficio de todos y de todo. No son pues como hemos comentado en otras ocasiones, unos principios que se nos imponen y a los cuales estamos sometidos, sino que su comprensión es para que seamos capaces de usarlos en beneficio de todos y de todo.

Cuando hablamos en estos términos a menudo nos olvidamos de nosotros mismos y hoy lo que queremos resaltar es que nos apliquemos a nosotros mismos este principio generador. ¿Para qué intención? o ¿Por qué intención? Para que nos sintamos renovados, para que nos vivifiquemos, para que nos alegremos y estemos mucho más conectados con la verdadera vida.

Así pues, teniendo estos dos principios femenino y masculino, en nosotros, estas dos energías generadoras y creadoras, sintámoslas bien presentes en nosotros. Unámoslas en un movimiento infinito, equilibrado y armónico gracias a la energía amorosa que tenemos hacia nosotros mismos, por ser como somos y gracias a esta energía amorosa y a este movimiento que entrelaza estos principios a cada instante, alcanzar la Luz que es la iluminación.

Todos somos budas en nuestra esencia y este movimiento es lo que nos facilita llegar a nuestra cueva donde encontramos nuestro buda en estado de contemplación. Si nos es posible, observémoslo…

Observémonos en nuestra esencia y, si no es posible vernos, intentemos sentir lo que este buda en estado de contemplación siente en su interior.

Hay poca luz justo la necesaria para que podamos percibirlo. Hay un pequeño movimiento, gusto el necesario para que podamos sentir su vibración. Veamos sus ojos, semicerrados, para percibir la realidad que le envuelve, una realidad que no distorsiona su estado de contemplación, sea lo que sea lo que se presente frente a este ápice de vista de sus  ojos.

Observemos su posición y, especialmente, sus manos uniendo sus dedos y dejando espacio entre sus palmas…

Si podemos, además, percibir otros detalles respecto a su vestimenta, a su cabello, a sus piernas y a sus pies… Intentemos observarlo con detenimiento y tomar instantáneas para que permanezcan en nuestra mente consciente, para recuperarlas siempre que lo necesitemos.

Fijémonos ahora en sus labios y la leve sonrisa que dibujan, porque el estado de contemplación conecta con el disfrute de la vida. Sonriamos también nosotros ahora, en una suave sonrisa… Esto cambia ya nuestra posición, nuestra actitud, nuestro sentir.

Percibamos la energía que se desprende de su contorno físico. Una energía que se va difuminando en esta cueva que lo acoge, que lo protege, que lo cuida. Una energía multicolor, como un arco iris. Observemos estas partículas de Luz en su movimiento armónico. Acerquémonos a ellas y así, mucho más cerca, escuchemos su vibración, su movimiento, su sonido.

Este es el sonido de la creación, una melodía única a la que todos estamos invitados a participar. Cada uno aportando su instrumento y siendo él mismo, el instrumentista. Afinémonos, pues, sintiéndonos renovados por compartir esta melodía, este gran concierto que se da constantemente en el Universo.

Que cada uno escoja aquel detalle que le llame más la atención de su buda interior y lo lleve ahora, a este momento presente, para que sea bien manifiesto en él. Vivamos esta experiencia como una experiencia real que hemos generado entre todos haciendo uso de estos principios para que seamos Seres humanos renovados, regenerados, vivificados, iluminados.

Sintámonos en este estado de contemplación. Estado en el que no necesitamos,  estado de abundancia,  estado de gratitud,  estado de compasión,  estado de Amor puro, hacia los otros y hacia todo lo creado.

Solo lo que está en nosotros puede manifestarse fuera de nosotros. Incorporemos hoy, esta experiencia, como una experiencia real que forma parte de nuestra vida cotidiana, porque es en la cotidianidad donde debemos mostrar nuestro buda.

Así, generamos una nueva realidad. Una realidad justa, entre lo masculino y lo femenino. Principios que están, ambos, en cada uno de nosotros, pero que de forma manifiesta y solo por esta experiencia, esta existencia físicamente somos hombre o mujer.

Deseamos que este principio generador os acompañe a cada momento, siendo renovados cada nuevo día, frente a cada experiencia siempre que lo necesitéis y lo pidáis,  para llegar al último instante de esta existencia en las mejores condiciones, conscientes de todo lo vivido, conscientes de vuestro origen.

Renovarse es una decisión de cada uno. Renovaos en este tiempo, en todos vuestros aspectos, en vuestra mente, en vuestro corazón,  en vuestro cuerpo físico.

Respiremos esta energía de renovación, de generación de nueva vida, de co-creación con el Creador.

con Amor y Luz-15-07-2022

Sexto principio

Nuestra mente humana tiende a llenar espacios vacíos con información que le resulta coherente para su nivel y a veces nos cuesta descubrir en este conglomerado de información la causa y el efecto de todo aquello que acontece en nuestras vidas.

Aunque nuestra mente humana tiende a llenar espacios vacíos con información que le resulta coherente para su nivel y a veces nos cuesta descubrir en este conglomerado de información la causa y el efecto de todo aquello que acontece en nuestras vidas, en momentos de esta conexión más interna, que es también conexión más universal podemos descubrir una mente más elevada que no tiene necesidad de llenar estos vacíos, porque esta mente elevada contiene toda la información. Una información coherente con toda la creación, con las leyes que la mantienen, con las leyes que nos mantienen y así desde esta mayor comprensión respetar estas leyes y usarlas en beneficio de todos.

Cuando desde nuestra mente humana no encontramos razonamientos lógicos que puedan explicar ciertos fenómenos incorporamos el concepto de azar, de la casualidad. Más el azar y la casualidad no existen, porque todo en la creación se rige por la ley de la causalidad, de causa y efecto. Ley que se mantiene en los distintos niveles de vibración, en las distintas dimensiones.

Ahora es un momento propicio para que podamos abrir nuestra mente a esta mente más universal y podamos incorporar información que nos permita descubrir más fácilmente la causalidad de todo aquello que acontece. Algunos, también, podrían incorporar para explicar este principio además del azar o la casualidad, el karma. Porque todo tiene su causa/efecto, y es cierto que el karma puede condicionar en algunos momentos nuestra existencia siempre que nos veamos como humanos. Pero, si desde nuestra conexión interior y, lo que es lo mismo, nuestra conexión con el Universo podemos ser observadores de esta ley, podemos comprenderla de forma distinta y desde una mayor comprensión, disolver todos aquellos condicionamientos que desde nuestra mente humana nos limitan.

Todos hemos tenido experiencias que nos han permitido ver y comprobar que hay otra realidad, mucho más completa. Estas experiencias son evidencias a las que no nos podemos negar aunque nuestra mente humana, limitada, nos quiera condicionar.

Desde esta conexión profunda con todos y con todo comprendemos mucho más fácilmente las razones que nos han empujado a esta existencia. Existencia que es necesaria para completar un ciclo en el Universo. Para cerrar este ciclo debemos transformar nuestra mente, abrirnos paso entre nuestro inconsciente y tomar conciencia de todo aquello que nos conforma, tanto en nuestra materia como en nuestra energía.

El Universo conoce todo nuestro potencial porque tiene toda nuestra información. Ahora nos brinda la oportunidad de alcanzarla. Abrámonos, con confianza, a toda esta nueva información que nos permite ver la cadena infinita de causas y efectos, porque toda la información está en el Universo.

El Universo conoce perfectamente porque estamos hoy, aquí y ahora. Sabe porque unimos toda nuestra energía, en una sola, en beneficio de todos y de todo. Para ser causa y provocar un efecto en todo lo creado.

Unámonos desde la energía original que todo lo crea, desde la energía amorosa. Causemos una lluvia fina en todo este espacio, una lluvia fina de energía amorosa, que llegue a todos los rincones. Y más unidos y conectados aún, llevemos esta lluvia fina hacia el exterior, una lluvia fina de Amor para nutrir todo el entorno.

Esta lluvia de energía amorosa, que crece y se expande, genera una corriente cada vez más grande, alcanzando todo el pueblo… Alcanzando todo el país… Alcanzando toda la Tierra.

Y desde una conexión aún más profunda, desde el punto original, esta lluvia fina de energía amorosa alcanza todo el Universo. Permitamos que cada punto del Universo acoja la lluvia fina que necesite para nutrirse, limpiarse, sanarse.

Sintámonos inmersos en esta lluvia fina de esta energía amorosa. Permitámonos fluir en este movimiento de expansión y contacto. En este movimiento de recibir y de dar.

Expuestos a esta lluvia fina de energía amorosa, nuestro cuerpo físico se nutre, se limpia, se sana. Manteniendo esta percepción, este sentir de esta lluvia fina que se desprende para cada uno de nosotros,  mantenida un tiempo nutre, limpia y sana nuestras otras vidas.

Permanecer un tiempo más en esta lluvia fina alcanza otras dimensiones, dimensiones en las que también estamos presentes y en ellas esta lluvia fina nos limpia,  nos nutre,  nos sana.

Que esta lluvia fina presente, aquí y ahora, gracias esta conexión de cada uno de nosotros con el Origen fluya también, hacia nuestra mente. Que nuestra mente reciba esta lluvia fina de energía amorosa,  la nutra de una mayor comprensión, la limpie de patrones que nos limitan,  la sane de creencias que nos condicionan.

Que esta lluvia fina alcance también nuestro corazón, lo nutra, lo limpie, lo sane. Que lo nutra con la energía del Amor incondicional. Que lo limpie disolviendo aquellas emociones que no nos benefician y que sane, si es necesario, heridas de esta y otras existencias y otras dimensiones.

Sintamos como cada partícula fina de esta lluvia se deposita en nuestro corazón, en nuestra mente, en nuestro cuerpo físico, en nuestro cuerpo energético y sintámonos así, renovados.

Desde este sentir de bienestar invitemos a todos aquellos Seres que sintamos, Seres visibles o invisibles. Tengamos presente lugares de la Tierra,  montañas y valles y, muy especialmente, el agua. Los mares,  los ríos, los lagos, las corrientes subterráneas para que se renueven con esta agua, de lluvia fina amorosa, siempre en beneficio de todos y de todo.

con Amor y Luz- 10-06-2022