Canalización-Vesica Piscis

Canalización-Vesica Piscis

Es un momento importante, hoy, para tomar consciencia de nuestra doble naturaleza de lo que significa Ser humano. Esta dualidad, en nosotros, se refleja en todo nuestro entorno. Un entorno en que la dualidad se manifiesta en cada cosa creada.

Hoy, intencionadamente, enlazaremos más íntimamente nuestra parte humana y nuestra Luz, que aunque ya compartían elementos comunes, esta área común, estos elementos, van a ser mucho más numerosos. Esta fusión más íntima de ambos aspectos no significa que debemos abandonar uno u otro, sino que se mantienen en nosotros en una íntima y estrecha relación que nos abre a la nueva vida, en la nueva Tierra.

Si en verdad hemos aprovechado este tiempo para reflexionar e intentar adentrarnos en nuestro interior, nos será mucho más fácil comprender el significado de este símbolo de la Vesica Piscis, que enlaza dos círculos creando un área común, en donde la vida se ilumina. En donde la materia contiene en sí misma la Luz, eso es lo que ocurre en cada uno de nosotros.

Nuestra parte humana va a recibir más intensidad y más Luz lo que conlleva una necesidad de sutilizar la materia. En el aspecto más físico nos sentiremos mucho más ligeros e incorporaremos en nosotros los alimentos más sutiles para entrar en coherencia con las necesidades de nuestra materia, ahora. También nuestra mente recibe más Luz, así pues una mente iluminada es una mente enfocada en pensamientos elevados, pensamientos creadores. Pensamientos enfocados en acciones para el bien común. Una mente con una mayor intuición y una mayor comprensión de cada una de las experiencias. También nuestras emociones se transforman, nuestro corazón se expande con la Luz y se llena de la frecuencia amorosa que conlleva el bienestar, el estado natural de todo lo creado, eso implica expresar en cada momento aquello que sentimos, así ganamos en coherencia. Es la coherencia, la común herencia, la base donde se sustenta el nuevo Ser Humano y nuestra Luz.

Nuestra Luz penetra en cada uno de nuestros rincones para iluminar esta existencia, iluminarnos a nosotros, en nuestro interior y desde esta Luz interior, iluminar el entorno. Solo la Luz interior que nace en cada uno de nosotros es la que disuelve todas las sombras, cualquier otra Luz crea sombras y claros-oscuros. Es momento de que tomemos consciencia de la verdadera realidad, de la riqueza de la creación, de la abundancia que nos rodea y vivamos la vida en colores, no solo en claros-oscuros. Por eso, esa fusión de la Luz en la materia y de la materia en la Luz, origina un movimiento en nuestro interior, en cada una de nuestras partículas y, en consecuencia, en nuestras células, órganos, sistemas, mente y corazón. Es el movimiento armónico de la Luz punto de encuentro de todo lo creado. Ese es el segundo fundamento del nuevo Ser humano, moverse en  armonía con la Luz, que es el Amor en movimiento y conecta con todo lo creado.

Respiremos, hoy, con total confianza en esta unión que se da. Unión sagrada para que, más y más espacio compartido, más y más área compartida, más y más elementos compartidos, permitan la presencia en esta Tierra del nuevo Ser humano, que en realidad somos nosotros mismos iluminados.

Nos abrimos, así, a nuevas e innumerables experiencias que van a volverse cotidianas. Experiencias que debemos compartir para que otros Seres humanos se abran también a la Luz. La intensidad y la calidad de esta nueva Luz, disuelve todos los velos y experimentamos que no hay separación alguna entre lo visible y lo invisible que todo, forma parte de una misma unidad, a la que ahora accederemos más fácilmente.

Si todo nos brinda esta oportunidad, confiemos y abrámonos a esta nueva experiencia. Mirémonos, sin miedo, en nuestros nuevos atributos. El Universo nos permite abrirnos en la medida en que lo sintamos, decidiendo libremente cuando y donde hacerlo. La atención debe ponerse o enfocarse en los pequeños detalles, en el sentir. Sentir nuestro cuerpo físico. Sentir nuestra mente. Sentir nuestras emociones. Sentir nuestra Luz y, así, todo se transforma. Muy especialmente la forma de comunicación y relación de unos con otros. Llegarán nuevas palabras para describir las nuevas experiencias. Se inspirará nuevo conocimiento para responder cuestiones que aún no tienen respuesta. Llenos de Luz estaremos más sanos, porque la Luz sana.

Aunque en apariencia estemos en el mismo lugar, todo será distinto, porque nosotros ya somos distintos. No tengamos prisa por salir. No tengamos prisa por ir a trabajar. No tengamos prisa para ir a disfrutar. Sintámonos primero en nosotros mismos y, desde el sentir, entreguémonos a la nueva cotidianidad. Una cotidianidad totalmente distinta de dónde venimos. Seamos coherentes con nuestro sentir, aunque suponga ser diferente. El universo no nos juzga, no nos juzguemos nosotros, simplemente ejerzamos nuestra libertad para decidir cómo queremos nuestra cotidianidad.

Alegrémonos por esta intima fusión entre materia y Luz acogiendo ambas en nosotros. El Universo se alegra, sonríe. Sonriamos, también, nosotros. Sonriámonos cada uno y festejemos esta intima unión.

con AMOR y LUZ-24-04-2020

Sobre el autor

Natxi - Joan administrator

Deja un comentario